Buscar este blog

Cargando...

sábado, 4 de junio de 2011

Normas Generales de los Primeros Auxilios



Cuando una persona se lesiona o enferma repentinamente, transcurre un lapso antes de que pueda recibir asistencia médica y lo que hagamos o nos abstengamos de hacer durante ese intervalo es de tal importancia que pueda significar la vida o la muerte de la víctima. En los casos graves es vital llevar al paciente, llame inmediatamente una ambulancia.


Los primeros auxilios son las medidas de asistencia que podemos proporcionar mientras llega el médico. Ante uno mismo, ante la propia familia y ante el prójimo estamos obligados a conocer y entender los procedimientos sencillos que pueden aplicarse, rápida e inteligentemente, en caso de urgencia.

Normas Generales de los Primeros Auxilios

1.      l. Cuando se disponga a ayudar a una persona seriamente lesionada, asegúrese, ante todo, de tres cosas que constituyen al ABC de los primeros auxilios:
a)      Compruebe si el conducto respiratorio no está obstruido por la lengua, las secreciones o algún cuerpo extraño.
b)      Asegúrese de que la persona respira. Si no lo hace, adminístrele respiración artificial. Averigüe si el paciente tiene pulso.
c)      Si no lo tiene, recurra a la resucitación cardiopulmonar o RCP. Mientras administra la RCP, compruebe si sangra la persona lesionada.
2.      No pierda un instante si el accidentado sangra con profusión, si ha tragado veneno o si el corazón o la respiración se han detenido. Cada segundo puede ser decisivo.
3.      Recuerde que es de vital importancia no mover a una persona con lesiones graves en el cuello o en la espalda, a menos que sea indispensable apartarla de otro peligro.

4.      Inicie los primeros auxilios con esta medida: mantenga a la víctima acostada y quieta. Si ha vomitado y no es probable que se haya fracturado el cuello, vuélvale la cabeza a un lado para evitar que se asfixie. Consérvela abrigada.

5.      Si es posible, encargue a alguien que pida una ambulancia o llame al médico mientras usted administra los primeros auxilios. Debe indicarle al medico la naturaleza del caso y preguntarle lo que se debe hacer por el paciente mientras él o la ambulancia llegan.

6.      Examine al paciente con delicadeza. Aflójele la ropa que pueda apretarle; si es necesario, córtela para evitarle movimientos bruscos o nuevos dolores. No despegue las telas adheridas a las partes quemadas.
7.      Tranquilice a la víctima y trate de conservar la calma usted mismo. La serenidad del que auxilia puede disipar los temores y el pánico del herido y convencerlo de que no hay motivo de alarma.
8.      No obligue a tragar líquidos a una persona inconsciente o semiconsciente; los líquidos pueden asfixiarla. No trate de reanimar con golpes o sacudidas a alguien que haya perdido el conocimiento.

Botiquín de primeros auxilios

Reúna desde hoy mismo los materiales de primeros auxilios antes de que lo necesite. Dispóngalos en una caja adecuada, de manera que todo esté a la mano cuando se requiera. Marque claramente cada cosa, indicando para que sirve.


Lista de materiales

·        Apósito de gasa esterilizada (de 10 x 10 cm) envueltos por separado para limpiar heridas y cubrirlas después.
·        Rollo de tela adhesiva o esparadrapo de cinco centímetro de anchura, para fijar los apósitos estériles sobre las heridas y otros usos.
·        Caja de diversos apósitos adhesivos (curitas).
·        Rollo de tela adhesiva o esparadrapo de 2,5 cm de anchura.
·        Paquete de algodón.
·        Frasco de medio litro de solución salina estéril (una cucharadita cafetera rasa de sal en medio litro de agua hervida).
·        Antiséptico suave para heridas leves (consulte con el farmacéutico).
·        Tubo de vaselina u otro ungüento neutro.
·        Frasco de loción de calumnia para quemaduras solares, picaduras de insectos, erupciones, etc.
·        Frasco de jarabe de ipecacuana para provocar vómitos.
·        Carbón activado en polvo para absorber venenos ingeridos.
·        Caja de bicarbonato de sodio.
·        Frasco de tamaño pequeño con espíritu aromático de amoniaco.
·        Par de tijeras.
·        Par de pinzas 9 tenacillas.
·        Paquete de agujas.
·        Navaja afilada o paquete de hojas de afeitar de un sólo filo.
·        Cuenta gotas (para colirios).
·        Taza con escala de medir.
·        Termómetro bucal.
·        Lavaojos.
·        Bolsa de agua caliente.
·        Bolsa para el hielo.
·        Caja de fósforos de madera.
·        Linterna eléctrica de bolsillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada